América del Sur y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Uruguay:

Zeid reconoce avances en derechos humanos pero pide más esfuerzos para abordar violaciones

GINEBRA / MONTEVIDEO (27 de octubre de 2017) – El compromiso de Uruguay con los derechos humanos en nivel interno e internacional es claro, pero el país debe hacer frente a una serie de desafíos como las condiciones carcelarias “inhumanas”, la generalizada violencia contra las mujeres y la persistente impunidad por violaciones cometidas durante la dictadura militar, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, al final de una visita de dos días al país.

“Las autoridades uruguayas han realizado esfuerzos importantes para integrar los derechos humanos en las políticas públicas, y claramente existe una voluntad política para avanzar en esta área”, dijo Zeid, destacando la adopción de leyes y políticas que apuntan a combatir la discriminación, reducir la pobreza y mejorar los derechos de las mujeres y las personas LGBTI.

El Alto Comisionado señaló que los esfuerzos de Uruguay para mejorar su situación general son reconocidos a nivel nacional e internacional. “Uruguay es un país con un enorme potencial, que se ha atrevido a marcar la diferencia en muchas áreas. Sin embargo, el progreso realizado hasta la fecha no es suficiente: el país puede hacer más para combatir las graves violaciones de los derechos humanos que continúan ocurriendo”, dijo.

“Para hacerlo, Uruguay debe garantizar que las estrategias para responder a sus desafíos más apremiantes se basen firmemente en los derechos humanos, lo que también significa que el gobierno, el Parlamento y especialmente el Poder Judicial, deben defender e implementar las obligaciones del país bajo el derecho internacional de los derechos humanos”.

Durante sus reuniones con autoridades uruguayas y representantes de la sociedad civil, el Alto Comisionado expresó preocupación ante graves problemas de derechos humanos, tales como las denuncias sobre condiciones “deplorables e inhumanas” en muchos centros de detención. “En un país que ha tenido éxito en tantos ámbitos, es difícil entender que las autoridades sigan sin poder abordar las deficiencias de su sistema penitenciario, de larga data”, dijo.

El Alto Comisionado reconoció los pasos que ha dado Uruguay desde 2010 para mejorar las condiciones en sus cárceles, incluyendo a través del Comisionado Parlamentario Penitenciario. También celebró la aprobación de un nuevo Código de Procedimiento Penal, que entrará en vigor el próximo mes de noviembre, y expresó su esperanza de que esta nueva regulación ayude a aliviar el sobrecargado sistema penitenciario del país.

Sin embargo, a Zeid le alarmó la situación de los adolescentes en conflicto con la ley, en particular la excesiva duración de la detención preventiva. Pidió a Uruguay garantizar que los jóvenes infractores sean protegidos de la violencia y la discriminación, y que puedan tener oportunidades reales de reinserción social. “En un país que envejece rápidamente como Uruguay, la sociedad necesita darse cuenta de que la juventud es su esperanza para el futuro”, dijo.

Zeid también pidió a Uruguay hacer todos los esfuerzos posibles para asegurar que todas las denuncias de tortura o malos tratos se investiguen adecuadamente. “Uruguay necesita utilizar el encarcelamiento como último recurso, así como implementar más medidas alternativas a la privación de libertad e introducir más programas de rehabilitación”, enfatizó.

El Alto Comisionado señaló asimismo que ” son preocupantes las persistentemente altas tasas de asesinatos de mujeres por motivos de género, cometidos en muchos casos por sus parejas o ex parejas, al igual que las dificultades que enfrentan muchas mujeres víctimas de violencia para acceder a la justicia”. Zeid también urgió al gobierno a eliminar todas las restricciones y barreras a los servicios de salud reproductiva, incluidos los procedimientos de aborto seguro, que fueron despenalizados en 2012, y la atención post aborto.

Durante su visita, el Alto Comisionado se reunió con el Presidente Tabaré Vázquez y varios ministerios del gobierno, incluyendo la ministra de Desarrollo Social. Zeid saludó medidas recientes como un nuevo sistema nacional integrado de asistencia, la promoción de proyectos de ley como uno sobre el derecho al trabajo de las personas con discapacidad y la recientemente adoptada ley sobre salud mental.

Sin embargo, se mostró perturbado ante problemas como los altos índices de deserción en el sistema educativo, así como la persistente discriminación contra algunos grupos incluyendo las personas en situación de calle, las y los afrouruguayos y las personas con discapacidad.

“Las autoridades deben abrazar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, lo que significa no dejar a nadie atrás”, comentó el Alto Comisionado. “Con esto, el país será capaz de afrontar sus mayores desafíos de una manera inclusiva, haciendo que su situación de derechos humanos sea coherente con los estándares de vida de un país moderno como lo es Uruguay”, agregó.

El Alto Comisionado reconoció los intentos del gobierno por abordar la impunidad ante crímenes del pasado cometidos durante la dictadura militar ocurrida en el país del 1973 al 1985, pero subrayó la falta de avances en materia de verdad, justicia y reparación para las víctimas. “Ya han pasado 32 años desde el fin de la dictadura, pero Uruguay aún debe lidiar en forma adecuada con un periodo brutal de su pasado reciente. Esto es esencial para que la sociedad pueda mirar hacia el futuro sin miedo, y el derecho internacional de los derechos humanos también es clave en este cometido”, dijo.

Zeid también instó a las autoridades a investigar amenazas de muerte recibidas por funcionarios, abogados y defensores de derechos humanos involucrados en el procesamiento de casos penales vinculados a graves violaciones de derechos humanos durante la dictadura.

El Alto Comisionado reconoció el firme apoyo de Uruguay a los derechos humanos en la escena internacional, incluyendo su trabajo como miembro electo del Consejo de Seguridad sobre paz y seguridad y su compromiso con el Consejo de Derechos Humanos, donde ha sido el principal patrocinador de resoluciones sobre diversos temas.

“Uruguay tiene la oportunidad de ser un modelo a seguir para otros países. Con las considerables fortalezas de Uruguay, y teniendo en cuenta sus obligaciones internacionales de derechos humanos, estoy convencido de que el país es capaz de superar sus desafíos de derechos humanos más acuciantes, para el beneficio de las personas”, dijo, agregando que su Oficina –incluyendo por medio de su Oficina Regional para América del Sur- está a disposición para apoyar en esta tarea.

Durante su visita, Zeid también participó en el 165° periodo ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Montevideo, donde lanzó un plan de acción conjunto con la CIDH para la contribuir a la protección de defensoras y defensores de derechos humanos en las Américas. También se reunió con representantes de la sociedad civil de todo el continente.

FIN

Tecle aquí para ver la materia en su website

Advertisements

Para la protección de las personas defensoras de los derechos humanos

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos lanzan un plan de acciones conjuntas para contribuir a la protección de las personas defensoras de derechos humanos en las Américas

Inglés

GINEBRA (26 de octubre 2017) – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos iniciaron el miércoles un nuevo y más profundo plan de cooperación para abordar uno de los problemas más apremiantes en las Américas: la protección de las personas defensoras de los derechos humanos.

El Presidente de la CIDH, Francisco José Eguiguren Praeli, el Relator para personas defensoras de derechos humanos de la CIDH, José de Jesús Orozco y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, lanzaron el Mecanismo de Acciones Conjuntas para Contribuir a la Protección de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos en las Américas en un acto público en Montevideo, donde la Comisión celebra su 165º período ordinario de sesiones.

“Las personas defensoras de los derechos humanos son esenciales para el funcionamiento saludable de las sociedades y, sin embargo, en los últimos años, en las Américas, han sido cada vez más atacados.  Estas personas son víctimas de amenazas, campañas de difamación, detenciones arbitrarias, malos tratos, e incluso, tortura. Muchas de ellas corren el riesgo de ser víctimas de ataques violentos, a veces mortales, incluso por parte de particulares vinculados a intereses empresariales o a poderosas bandas criminales “, dijo el Alto Comisionado Zeid.

En 2016, tres de cada cuatro asesinatos de personas defensoras de los derechos humanos en el mundo ocurrieron en las Américas, y el 41% de estas personas asesinadas fueron aquellas que se oponían a proyectos extractivos o de desarrollo, o que defendían el derecho a la tierra y a los recursos naturales de los pueblos indígenas.

En un escenario de continua impunidad para los perpetradores, vemos una tendencia preocupante del uso de ley para criminalizar las actividades de las personas defensoras de los derechos humanos, para silenciarlas o castigarlas “, dijo Orozco. “Esta es una de las razones por la cual el lanzamiento de nuestro mecanismo de acciones conjuntas es tan importante y oportuno, ya que actuando juntos y sistemáticamente podemos tener un mayor impacto”.

La CIDH y la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos ya cooperan ampliamente en casos emblemáticos de derechos humanos y situaciones de especial preocupación. El mecanismo de acciones conjuntas intensifica este trabajo en favor de las personas defensoras de derechos humanos, aprovechando sus capacidades nacionales, regionales e internacionales, aprovechando sus fortalezas complementarias y creando conexiones más sólidas entre sus funcionarios.

Entre las acciones específicas planificadas, la CIDH y la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos estudiarán las medidas que los países de la región han implementado para proteger a las personas defensoras y elaborará un manual de buenas prácticas para contribuir a su protección.

FIN

Lea el discurso del Alto Comisionado (en inglés)

Declaración de la ONU sobre los Derechos de Campesinas y Campesinos

Un paso hacia adelante en el proceso hacia una Declaración de la ONU sobre los Derechos de Campesinas y Campesinos

 por Vía Campesina, FIAN International, CETIM

 

La Vía Campesina, FIAN International y CETIM, así como sus contrapartes, se complacen en anunciar que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha adoptado por amplia mayoría una nueva resolución sobre los derechos de los campesinos y campesinas. Después de varios años de arduo trabajo, esta es una victoria sin precedentes para la defensa de los derechos de la población rural del mundo.

 

****

 

Ginebra, 3 de octubre 2017 –La resolución sobre los derechos de las campesinas y campesinos fue adoptada por el Consejo de Derechos Humanos con 34 votos a favor, 11 abstenciones y 2 en contra. Esta da al grupo de trabajo el mandato de finalizar la “Declaración sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales”. Gracias a esta decisión esperamos ver la Declaración adoptada por los Estados miembros de la ONU en 2018.

 

Algunos de los derechos incluidos en la Declaración son los siguientes:

 

Derechos a los recursos naturales y el derecho al desarrollo – Los campesinos/campesinas y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a acceder a los recursos naturales presentes en su comunidad y necesarios para gozar de condiciones de vida adecuadas, y a utilizar dichos recursos. Tienen derecho a participar en la gestión de estos recursos y a disfrutar, individualmente o en comunidad con otros, de los beneficios de su desarrollo y conservación en su comunidad.

 

Derecho a la alimentación y a la soberanía alimentaria – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a una alimentación adecuada y el derecho fundamental a estar protegidos contra el hambre. Esto incluye el derecho a producir alimentos y a tener una nutrición adecuada según sus necesidades y particularidades sociales y culturales, lo que garantiza la posibilidad de disfrutar del máximo grado de desarrollo físico, emocional e intelectual. Los titulares de derechos reconocidos por esta declaración tienen derecho a la soberanía alimentaria. La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a una alimentación saludable y culturalmente apropiada, producida mediante métodos socialmente justos que tengan en cuenta consideraciones ecológicas.

 

Derecho a la tierra y a otros recursos naturales – Los campesinos y otras personas que viven en zonas rurales tienen derecho, individual y colectivamente, a las tierras, las masas de agua, las aguas costeras, las pesquerías, los pastos y los bosques que necesitan para alcanzar un nivel de vida adecuado, tener un lugar para vivir en seguridad, paz y dignidad y desarrollar su cultura.

 

Derecho a las semillas – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a las semillas, en particular: a) El derecho a proteger los conocimientos tradicionales relativos a los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; b) El derecho a participar en la distribución equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; c) El derecho a participar en la toma de decisiones sobre cuestiones relativas a la conservación y el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; d) El derecho a conservar, utilizar, intercambiar y vender semillas o material de multiplicación conservados en las explotaciones agrícolas.

 

Derecho a la biodiversidad – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho, a título individual o colectivo, a conservar, mantener y desarrollar y utilizar de manera sostenible la diversidad biológica y los conocimientos conexos, en particular en la agricultura, la pesca y la ganadería. También tienen derecho a mantener sus sistemas tradicionales de agricultura, pastoreo y agroecología de los que dependen su subsistencia y la renovación de la biodiversidad agrícola.

 

Derecho de las mujeres campesinas – La Declaración busca eliminar la discriminación hacia las mujeres campesinas u otras mujeres que trabajan en las zonas rurales, con el fin de asegurar la igualdad entre hombres y mujeres, incluyendo el pleno disfrute de sus derechos humanos en condiciones de igualdad y que persigan en condiciones de libertad su desarrollo económico, social y cultural.

 

Las negociaciones continuarán en el 2018 luego de este gran paso. Llamamos a los Estados a participar activamente en el Grupo Intergubernamental de Trabajo para asegurar la pronta adopción de la Declaración. Los campesinos y campesinas, otros sectores del campo y quienes los apoyamos, estaremos observando su participación.

 

Leer el texto de la Declaración sobre los derechos de l@s Campesin@s

*************************************
Minga Informativa de Movimientos Sociales
http://movimientos.org/

Suscripciones: http://listas.movimientos.org/listas/subscribe/pasavoz 

 

Jacob (J.) Lumier

Referéndum catalán 2017 y los Derechos Humanos

El gobierno catalán ha programado un referéndum sobre la independencia de la comunidad autónoma para el 1 de octubre.

Independientemente de la legalidad del referéndum, las autoridades españolas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos que son esenciales para las sociedades democráticas, como la libertad de expresión, reunión y asociación y participación pública.

Las medidas bajadas por las autoridades españolas contrarias al referéndum, ya divulgadas en la media internacional, son preocupantes porque parecen violar derechos humanos individuales fundamentales, limitando el flujo de información pública y la posibilidad de un debate abierto en un momento crítico para la democracia española.

Nos preocupa que la retórica que acompaña tales medidas pueda aumentar las tensiones y el malestar social.

Instamos a todas las partes a ejercer la mayor moderación y el contexto pacífico en los próximos días.

Jacob (J.) Lumier (Movimiento Internacional de los Derechos Humanos)

Más oscuro y más peligroso: derechos humanos en 40 países

Discurso del Alto Comisionado para los Derechos Humanos actualiza al Consejo de Derechos Humanos sobre cuestiones de derechos humanos en 40 países

 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, destaca las preocupaciones de los derechos humanos en todo el mundo en un discurso ante la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, 11 de septiembre de 2017

GINEBRA (11 de septiembre de 2017) –

Distinguido Presidente del Consejo, Excelencias, Colegas, Amigos,
Al entrar en el último año de mi actual mandato -un año que cumpliré con vigor y determinación-, quisiera comenzar con unas breves reflexiones de los últimos tres años.

En primer lugar, sin embargo, quiero recordar a todos los que fueron asesinados en Nueva York, Washington DC y Pensilvania el 11 de septiembre de 2001. Como muchos que vivían en Nueva York, recordaré para siempre ese enorme agujero en el lateral del edificio, el huracán de los bomberos y la policía, las torres derrumbadas, el asesinato de tantas personas inocentes, el horror de todo esto. Pero también recuerdo la claridad penetrante del cielo que todos despertamos a ese día. Tan azul y claro, que empujó nuestros espíritus hacia arriba como nos dirigimos a trabajar. Y entonces los terroristas golpearon.

En los primeros capítulos de este siglo, tal vez la impresionante aceleración del cambio tecnológico sea nuestro cielo azul. Hoy, quizás todos nos preguntemos si un gatillo tirado, un volante girado, o un perno tirado por los dedos de algún extremista violento golpearán nuestro futuro prematuramente. Pero las acciones de los extremistas violentos no pueden borrar totalmente nuestro mundo. Sólo los gobiernos pueden hacer eso – y esta es la mayor tragedia de hoy. Dejado en su curso actual, serán los gobiernos los que romperán la humanidad. Los terroristas pueden atacarnos, pero los autores intelectuales de esos crímenes a menudo se sientan y observan a medida que los gobiernos descartan las protecciones de los derechos humanos; a medida que nuestras sociedades se desvanezcan poco a poco, con muchos rumbo hacia el autoritarismo y la opresión – la puesta en escena para nosotros, no un siglo de logro y orgullo, sino un siglo que es pequeño, amargo y privado, para la gran mayoría de los seres humanos.

La segunda de mis reflexiones se centra en la coherencia de los Estados -o en la falta de coherencia- en lo que se refiere a los compromisos de derechos humanos: la llamada brecha interna-externa. ¿No perturba a los gobiernos defender los derechos de los seres humanos en otros lugares -para proyectarse a sí mismos como actores globales- mientras que en su país abiertamente niegan los derechos de su propio pueblo? ¿No reconocen la hipocresía?

En tercer lugar, ¿no ocurre a los muchos gobiernos que se dedican a la intimidación y al acoso y cometen represalias contra los defensores de los derechos humanos y las ONG que trabajan con los mecanismos de derechos humanos de la ONU- no se dan cuenta de que esto sólo nos confirma y al mundo , ¿cuánta opresión e injusticia ejercen en sus propios países? Este no es un futuro compartido; es el robo de los derechos inalienables de sus pueblos.

En cuarto lugar, ¿no perturba a los gobiernos cuando sólo aprovechan algunos de los países citados en mis informes e informes orales, ignorando a otros? Frecuentemente, una emergencia crítica particular exigirá la atención enfocada de este Consejo – y en esas circunstancias, cuando se toman medidas rápidas, el Consejo debe ser elogiado por ello. Pero cuando este Consejo no actúa con la urgencia y la magnitud proporcionales a la crisis, la selectividad se convierte en un veneno que agota la credibilidad de este organismo.

En quinto lugar, aliento al Presidente ya los Estados Miembros a desarrollar una voz más fuerte y unificada en los asuntos mundiales en favor de los derechos humanos. También sugiero que se considere la necesidad de excluir de este órgano a los Estados involucrados en las violaciones más flagrantes de los derechos humanos.

Mi última observación es la siguiente: muchos altos funcionarios y diplomáticos se dedican a atacar los mecanismos de derechos humanos, o niegan la existencia de violaciones graves. Ha sido extraordinario en los últimos tres años ver cómo algunos de estos altos funcionarios que alguna vez tuvieron una visión sombría de los derechos humanos cambiarán sus opiniones fundamentalmente cuando ellos mismos son despojados de algunos de sus propios derechos y libertades. Las violaciones de los derechos humanos no deberían tener que ser tan personales, para que todos nosotros captemos realmente su importancia.

 

Más información tecle aquí

Expertos de la ONU instan a China a liberar al abogado Jiang Tianyong actualmente en juicio por subversión

GINEBRA (6 de septiembre de 2017) – Un grupo de expertos de derechos humanos de las Naciones Unidas ha pedido al gobierno de China que libere inmediatamente al destacado abogado y defensor de derechos humanos Jiang Tianyong, quien está siendo juzgado por incitar a subversión del poder del Estado.

La apelación de los expertos se produce cuando el Sr. Jiang espera el veredicto de la Corte después de su “confesión” televisada el 22 de agosto, a intentar derrocar el sistema político de China, que los expertos describieron como “una señal preocupante del desprecio de China por el debido proceso y el gobierno de ley”.

“Instamos a las autoridades chinas a que respeten el estado de derecho respetando los derechos del Sr. Jiang a un juicio justo y llevando a cabo su trabajo como abogado profesional y defensor de los derechos humanos”, dijeron.

El Sr. Jiang, presuntamente desaparecido el 21 de noviembre de 2016, ha sido detenido y vigilado en un lugar desconocido durante más de nueve meses, sin acceso a su familia o a un abogado de su elección. Se teme que, junto con otros abogados y defensores de los derechos humanos detenidos, haya sido sometido a torturas y malos tratos.

Más información tecle aqui

Venezuela ante los Derechos Humanos

Reproduzco aquí el posicionamiento actual de los derechos humanos sobre Venezuela.

 

GINEBRA (1 de agosto 2017) – Me preocupa profundamente que los  líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma hayan sido nuevamente puesto bajo custodia de las autoridades venezolanas tras la revocación de su arresto domiciliario. Insto al Gobierno a liberar de inmediato a todas las personas detenidas por ejercer su derecho a la libertad de reunión pacífica, de asociación y de expresión.

 

Lamento además que al menos 10 personas hayan muerto en Venezuela durante el fin de semana en medio de manifestaciones por las elecciones de la Asamblea Constituyente. Las investigaciones para esclarecer estas muertes deben ser llevadas a cabo de manera rápida, eficaz e independiente, con la plena cooperación del Gobierno.

 

Insto a las autoridades a no exacerbar una situación ya extremadamente volátil con el uso de fuerza excesiva, ni con allanamientos arbitrarios y violentos a residencias por parte de las fuerzas de seguridad en varias partes del país.

 

Hago un llamado urgente a todas las partes a abstenerse del uso de la violencia.

 

El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria considera que las detenciones de López y Ledezma son arbitrarias. Las opiniones del Grupo de Trabajo sobre estos casos se pueden encontrar aquí:

 

Lopez: http://daccess-ods.un.org/access.nsf/Get?Open&DS=A/HRC/WGAD/2014/26&Lang=S

 

Ledezma: http://daccess-ods.un.org/access.nsf/Get?Open&DS=A/HRC/WGAD/2015/27&Lang=S

FIN