Las violaciones de derechos humanos relacionados con la actividad empresarial

Cómo pueden las empresas convertirse en una fuerza de cambio positiva en la lucha contra los abusos de derechos humanos

Foro de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos
27-29 de noviembre, Palais des Nations, Geneva

GINEBRA (15 de noviembre de 2017) – Representantes de las empresas más importantes del mundo se reunirán con representantes del gobierno, grupos de la sociedad civil y víctimas de violaciones de derechos humanos durante un foro de la ONU en Ginebra del 27 al 29 de noviembre para discutir modos de avanzar en el respeto de los derechos humanos y la garantía de justicia para las víctimas en el contexto corporativo.

Más de 2.000 participantes de unos 130 países asistirán al Foro de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, incluyendo prominentes líderes de opinión y altos ejecutivos de empresas posicionadas en la lista 500 de Forbes.

“El foro de las Naciones Unidas presenta una oportunidad única a todas las partes para unirse y encontrar soluciones prácticas con el fin de garantizar el respeto de los derechos humanos en las cadenas mundiales de suministro así como aunar esfuerzos para lograr el desarrollo sostenible”, dijo el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra’ad Al Hussein.

El foro se centrará en las lecciones que pueden ser aprendidas a partir de casos donde las cosas han ido mal y donde las operaciones comerciales han causado o contribuido a abusos de derechos humanos. Esto incluirá las experiencias de las víctimas en su búsqueda de acceso a un recurso efectivo.

“Un diálogo en torno al acceso a un recurso efectivo para violaciones de derechos humanos relacionados con la actividad empresarial no es fácil, pero sí de importancia fundamental hoy en día. Saludamos el compromiso mostrado por un número creciente de Estados y empresas en la implementación de sus respectivos deberes y responsabilidades en virtud de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, pero hay mucho más que hacer,” dijo Surya Deva, Presidente del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.

Durante tres días y con un programa de más de 60 sesiones temáticas, el foro se centrará en las tendencias actuales, oportunidades y desafíos con respecto a las responsabilidades de las empresas en materia de derechos humanos. Además del acceso a la justicia, los temas incluyen:

®      Liderazgo femenino en la conducta empresarial responsable, contando con voces de mujeres líderes de gobierno, empresas y sociedad civil;
®      Cómo se están enfrentando las empresas a la xenofobia y la discriminación;
®      Cómo proteger los derechos de las mujeres y de los pueblos indígenas;
®      Cómo defender a los defensores de los derechos humanos;
®      Cómo las nuevas tecnologías plantean nuevas amenazas, pero también abren nuevas oportunidades hacia la protección de los derechos humanos en las cadenas de suministro mundiales;
®      Cómo están los gobiernos tomando medidas para luchar contra la esclavitud moderna en las cadenas de suministro a través de nuevas regulaciones;
®      Cómo están los inversionistas tomando acciones contra el trabajo infantil en las cadenas de suministro;
®      Cómo los rankings del desempeño de derechos humanos en las empresas están poniendo el respeto corporativo por los derechos humanos en la agenda corporativa;
®      Cómo están los bancos comenzando a vincular los riesgos y abusos de los derechos humanos con sus servicios de préstamos y financieros; y
®      Cómo incorporar los derechos humanos en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El foro está abierto a los medios de comunicación. Será posible coordinar entrevistas con los participantes del foro, quienes podrán compartir sus puntos de vista sobre casos concretos, nuevos desarrollos, así como por qué cada vez más las empresas ven el respeto de los derechos humanos como lo que debe hacerse

Para conocer más sobre el programa así como sobre los ponentes, empresas y organizaciones participantes, haga clic aquí.

FIN

CONTEXTO:
El Foro anual de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos tiene como objetivo promover el respeto los derechos humanos en contexto relacionado a las empresas y hacer un balance del progreso en la implementación de los  Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos humanos . Los Principios Rectores proporciona el primer marco global autoritario sobre la responsabilidad de respetar los derechos humanos en materia relacionada a empresas, y se han integrado en un número de otros estándares, tales como la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y política social (Declaración EMN) de la OIT y las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales.

El foro fue establecido por el Consejo de Derechos Humanos y es guiado y presidido por el Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos. Aprende más
http://www.ohchr.org/en/issues/Business/pages/WGHRandtransnationalcorporationsandotherbusiness.aspx
Reproducido por Jacob J. Lumier (Movimiento Internacional de los Derechos Humanos)

Advertisements

América del Sur y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Uruguay:

Zeid reconoce avances en derechos humanos pero pide más esfuerzos para abordar violaciones

GINEBRA / MONTEVIDEO (27 de octubre de 2017) – El compromiso de Uruguay con los derechos humanos en nivel interno e internacional es claro, pero el país debe hacer frente a una serie de desafíos como las condiciones carcelarias “inhumanas”, la generalizada violencia contra las mujeres y la persistente impunidad por violaciones cometidas durante la dictadura militar, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, al final de una visita de dos días al país.

“Las autoridades uruguayas han realizado esfuerzos importantes para integrar los derechos humanos en las políticas públicas, y claramente existe una voluntad política para avanzar en esta área”, dijo Zeid, destacando la adopción de leyes y políticas que apuntan a combatir la discriminación, reducir la pobreza y mejorar los derechos de las mujeres y las personas LGBTI.

El Alto Comisionado señaló que los esfuerzos de Uruguay para mejorar su situación general son reconocidos a nivel nacional e internacional. “Uruguay es un país con un enorme potencial, que se ha atrevido a marcar la diferencia en muchas áreas. Sin embargo, el progreso realizado hasta la fecha no es suficiente: el país puede hacer más para combatir las graves violaciones de los derechos humanos que continúan ocurriendo”, dijo.

“Para hacerlo, Uruguay debe garantizar que las estrategias para responder a sus desafíos más apremiantes se basen firmemente en los derechos humanos, lo que también significa que el gobierno, el Parlamento y especialmente el Poder Judicial, deben defender e implementar las obligaciones del país bajo el derecho internacional de los derechos humanos”.

Durante sus reuniones con autoridades uruguayas y representantes de la sociedad civil, el Alto Comisionado expresó preocupación ante graves problemas de derechos humanos, tales como las denuncias sobre condiciones “deplorables e inhumanas” en muchos centros de detención. “En un país que ha tenido éxito en tantos ámbitos, es difícil entender que las autoridades sigan sin poder abordar las deficiencias de su sistema penitenciario, de larga data”, dijo.

El Alto Comisionado reconoció los pasos que ha dado Uruguay desde 2010 para mejorar las condiciones en sus cárceles, incluyendo a través del Comisionado Parlamentario Penitenciario. También celebró la aprobación de un nuevo Código de Procedimiento Penal, que entrará en vigor el próximo mes de noviembre, y expresó su esperanza de que esta nueva regulación ayude a aliviar el sobrecargado sistema penitenciario del país.

Sin embargo, a Zeid le alarmó la situación de los adolescentes en conflicto con la ley, en particular la excesiva duración de la detención preventiva. Pidió a Uruguay garantizar que los jóvenes infractores sean protegidos de la violencia y la discriminación, y que puedan tener oportunidades reales de reinserción social. “En un país que envejece rápidamente como Uruguay, la sociedad necesita darse cuenta de que la juventud es su esperanza para el futuro”, dijo.

Zeid también pidió a Uruguay hacer todos los esfuerzos posibles para asegurar que todas las denuncias de tortura o malos tratos se investiguen adecuadamente. “Uruguay necesita utilizar el encarcelamiento como último recurso, así como implementar más medidas alternativas a la privación de libertad e introducir más programas de rehabilitación”, enfatizó.

El Alto Comisionado señaló asimismo que ” son preocupantes las persistentemente altas tasas de asesinatos de mujeres por motivos de género, cometidos en muchos casos por sus parejas o ex parejas, al igual que las dificultades que enfrentan muchas mujeres víctimas de violencia para acceder a la justicia”. Zeid también urgió al gobierno a eliminar todas las restricciones y barreras a los servicios de salud reproductiva, incluidos los procedimientos de aborto seguro, que fueron despenalizados en 2012, y la atención post aborto.

Durante su visita, el Alto Comisionado se reunió con el Presidente Tabaré Vázquez y varios ministerios del gobierno, incluyendo la ministra de Desarrollo Social. Zeid saludó medidas recientes como un nuevo sistema nacional integrado de asistencia, la promoción de proyectos de ley como uno sobre el derecho al trabajo de las personas con discapacidad y la recientemente adoptada ley sobre salud mental.

Sin embargo, se mostró perturbado ante problemas como los altos índices de deserción en el sistema educativo, así como la persistente discriminación contra algunos grupos incluyendo las personas en situación de calle, las y los afrouruguayos y las personas con discapacidad.

“Las autoridades deben abrazar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, lo que significa no dejar a nadie atrás”, comentó el Alto Comisionado. “Con esto, el país será capaz de afrontar sus mayores desafíos de una manera inclusiva, haciendo que su situación de derechos humanos sea coherente con los estándares de vida de un país moderno como lo es Uruguay”, agregó.

El Alto Comisionado reconoció los intentos del gobierno por abordar la impunidad ante crímenes del pasado cometidos durante la dictadura militar ocurrida en el país del 1973 al 1985, pero subrayó la falta de avances en materia de verdad, justicia y reparación para las víctimas. “Ya han pasado 32 años desde el fin de la dictadura, pero Uruguay aún debe lidiar en forma adecuada con un periodo brutal de su pasado reciente. Esto es esencial para que la sociedad pueda mirar hacia el futuro sin miedo, y el derecho internacional de los derechos humanos también es clave en este cometido”, dijo.

Zeid también instó a las autoridades a investigar amenazas de muerte recibidas por funcionarios, abogados y defensores de derechos humanos involucrados en el procesamiento de casos penales vinculados a graves violaciones de derechos humanos durante la dictadura.

El Alto Comisionado reconoció el firme apoyo de Uruguay a los derechos humanos en la escena internacional, incluyendo su trabajo como miembro electo del Consejo de Seguridad sobre paz y seguridad y su compromiso con el Consejo de Derechos Humanos, donde ha sido el principal patrocinador de resoluciones sobre diversos temas.

“Uruguay tiene la oportunidad de ser un modelo a seguir para otros países. Con las considerables fortalezas de Uruguay, y teniendo en cuenta sus obligaciones internacionales de derechos humanos, estoy convencido de que el país es capaz de superar sus desafíos de derechos humanos más acuciantes, para el beneficio de las personas”, dijo, agregando que su Oficina –incluyendo por medio de su Oficina Regional para América del Sur- está a disposición para apoyar en esta tarea.

Durante su visita, Zeid también participó en el 165° periodo ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Montevideo, donde lanzó un plan de acción conjunto con la CIDH para la contribuir a la protección de defensoras y defensores de derechos humanos en las Américas. También se reunió con representantes de la sociedad civil de todo el continente.

FIN

Tecle aquí para ver la materia en su website

Declaración de la ONU sobre los Derechos de Campesinas y Campesinos

Un paso hacia adelante en el proceso hacia una Declaración de la ONU sobre los Derechos de Campesinas y Campesinos

 por Vía Campesina, FIAN International, CETIM

 

La Vía Campesina, FIAN International y CETIM, así como sus contrapartes, se complacen en anunciar que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha adoptado por amplia mayoría una nueva resolución sobre los derechos de los campesinos y campesinas. Después de varios años de arduo trabajo, esta es una victoria sin precedentes para la defensa de los derechos de la población rural del mundo.

 

****

 

Ginebra, 3 de octubre 2017 –La resolución sobre los derechos de las campesinas y campesinos fue adoptada por el Consejo de Derechos Humanos con 34 votos a favor, 11 abstenciones y 2 en contra. Esta da al grupo de trabajo el mandato de finalizar la “Declaración sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales”. Gracias a esta decisión esperamos ver la Declaración adoptada por los Estados miembros de la ONU en 2018.

 

Algunos de los derechos incluidos en la Declaración son los siguientes:

 

Derechos a los recursos naturales y el derecho al desarrollo – Los campesinos/campesinas y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a acceder a los recursos naturales presentes en su comunidad y necesarios para gozar de condiciones de vida adecuadas, y a utilizar dichos recursos. Tienen derecho a participar en la gestión de estos recursos y a disfrutar, individualmente o en comunidad con otros, de los beneficios de su desarrollo y conservación en su comunidad.

 

Derecho a la alimentación y a la soberanía alimentaria – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a una alimentación adecuada y el derecho fundamental a estar protegidos contra el hambre. Esto incluye el derecho a producir alimentos y a tener una nutrición adecuada según sus necesidades y particularidades sociales y culturales, lo que garantiza la posibilidad de disfrutar del máximo grado de desarrollo físico, emocional e intelectual. Los titulares de derechos reconocidos por esta declaración tienen derecho a la soberanía alimentaria. La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a una alimentación saludable y culturalmente apropiada, producida mediante métodos socialmente justos que tengan en cuenta consideraciones ecológicas.

 

Derecho a la tierra y a otros recursos naturales – Los campesinos y otras personas que viven en zonas rurales tienen derecho, individual y colectivamente, a las tierras, las masas de agua, las aguas costeras, las pesquerías, los pastos y los bosques que necesitan para alcanzar un nivel de vida adecuado, tener un lugar para vivir en seguridad, paz y dignidad y desarrollar su cultura.

 

Derecho a las semillas – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a las semillas, en particular: a) El derecho a proteger los conocimientos tradicionales relativos a los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; b) El derecho a participar en la distribución equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; c) El derecho a participar en la toma de decisiones sobre cuestiones relativas a la conservación y el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura; d) El derecho a conservar, utilizar, intercambiar y vender semillas o material de multiplicación conservados en las explotaciones agrícolas.

 

Derecho a la biodiversidad – Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho, a título individual o colectivo, a conservar, mantener y desarrollar y utilizar de manera sostenible la diversidad biológica y los conocimientos conexos, en particular en la agricultura, la pesca y la ganadería. También tienen derecho a mantener sus sistemas tradicionales de agricultura, pastoreo y agroecología de los que dependen su subsistencia y la renovación de la biodiversidad agrícola.

 

Derecho de las mujeres campesinas – La Declaración busca eliminar la discriminación hacia las mujeres campesinas u otras mujeres que trabajan en las zonas rurales, con el fin de asegurar la igualdad entre hombres y mujeres, incluyendo el pleno disfrute de sus derechos humanos en condiciones de igualdad y que persigan en condiciones de libertad su desarrollo económico, social y cultural.

 

Las negociaciones continuarán en el 2018 luego de este gran paso. Llamamos a los Estados a participar activamente en el Grupo Intergubernamental de Trabajo para asegurar la pronta adopción de la Declaración. Los campesinos y campesinas, otros sectores del campo y quienes los apoyamos, estaremos observando su participación.

 

Leer el texto de la Declaración sobre los derechos de l@s Campesin@s

*************************************
Minga Informativa de Movimientos Sociales
http://movimientos.org/

Suscripciones: http://listas.movimientos.org/listas/subscribe/pasavoz 

 

Jacob (J.) Lumier

Más oscuro y más peligroso: derechos humanos en 40 países

Discurso del Alto Comisionado para los Derechos Humanos actualiza al Consejo de Derechos Humanos sobre cuestiones de derechos humanos en 40 países

 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, destaca las preocupaciones de los derechos humanos en todo el mundo en un discurso ante la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, 11 de septiembre de 2017

GINEBRA (11 de septiembre de 2017) –

Distinguido Presidente del Consejo, Excelencias, Colegas, Amigos,
Al entrar en el último año de mi actual mandato -un año que cumpliré con vigor y determinación-, quisiera comenzar con unas breves reflexiones de los últimos tres años.

En primer lugar, sin embargo, quiero recordar a todos los que fueron asesinados en Nueva York, Washington DC y Pensilvania el 11 de septiembre de 2001. Como muchos que vivían en Nueva York, recordaré para siempre ese enorme agujero en el lateral del edificio, el huracán de los bomberos y la policía, las torres derrumbadas, el asesinato de tantas personas inocentes, el horror de todo esto. Pero también recuerdo la claridad penetrante del cielo que todos despertamos a ese día. Tan azul y claro, que empujó nuestros espíritus hacia arriba como nos dirigimos a trabajar. Y entonces los terroristas golpearon.

En los primeros capítulos de este siglo, tal vez la impresionante aceleración del cambio tecnológico sea nuestro cielo azul. Hoy, quizás todos nos preguntemos si un gatillo tirado, un volante girado, o un perno tirado por los dedos de algún extremista violento golpearán nuestro futuro prematuramente. Pero las acciones de los extremistas violentos no pueden borrar totalmente nuestro mundo. Sólo los gobiernos pueden hacer eso – y esta es la mayor tragedia de hoy. Dejado en su curso actual, serán los gobiernos los que romperán la humanidad. Los terroristas pueden atacarnos, pero los autores intelectuales de esos crímenes a menudo se sientan y observan a medida que los gobiernos descartan las protecciones de los derechos humanos; a medida que nuestras sociedades se desvanezcan poco a poco, con muchos rumbo hacia el autoritarismo y la opresión – la puesta en escena para nosotros, no un siglo de logro y orgullo, sino un siglo que es pequeño, amargo y privado, para la gran mayoría de los seres humanos.

La segunda de mis reflexiones se centra en la coherencia de los Estados -o en la falta de coherencia- en lo que se refiere a los compromisos de derechos humanos: la llamada brecha interna-externa. ¿No perturba a los gobiernos defender los derechos de los seres humanos en otros lugares -para proyectarse a sí mismos como actores globales- mientras que en su país abiertamente niegan los derechos de su propio pueblo? ¿No reconocen la hipocresía?

En tercer lugar, ¿no ocurre a los muchos gobiernos que se dedican a la intimidación y al acoso y cometen represalias contra los defensores de los derechos humanos y las ONG que trabajan con los mecanismos de derechos humanos de la ONU- no se dan cuenta de que esto sólo nos confirma y al mundo , ¿cuánta opresión e injusticia ejercen en sus propios países? Este no es un futuro compartido; es el robo de los derechos inalienables de sus pueblos.

En cuarto lugar, ¿no perturba a los gobiernos cuando sólo aprovechan algunos de los países citados en mis informes e informes orales, ignorando a otros? Frecuentemente, una emergencia crítica particular exigirá la atención enfocada de este Consejo – y en esas circunstancias, cuando se toman medidas rápidas, el Consejo debe ser elogiado por ello. Pero cuando este Consejo no actúa con la urgencia y la magnitud proporcionales a la crisis, la selectividad se convierte en un veneno que agota la credibilidad de este organismo.

En quinto lugar, aliento al Presidente ya los Estados Miembros a desarrollar una voz más fuerte y unificada en los asuntos mundiales en favor de los derechos humanos. También sugiero que se considere la necesidad de excluir de este órgano a los Estados involucrados en las violaciones más flagrantes de los derechos humanos.

Mi última observación es la siguiente: muchos altos funcionarios y diplomáticos se dedican a atacar los mecanismos de derechos humanos, o niegan la existencia de violaciones graves. Ha sido extraordinario en los últimos tres años ver cómo algunos de estos altos funcionarios que alguna vez tuvieron una visión sombría de los derechos humanos cambiarán sus opiniones fundamentalmente cuando ellos mismos son despojados de algunos de sus propios derechos y libertades. Las violaciones de los derechos humanos no deberían tener que ser tan personales, para que todos nosotros captemos realmente su importancia.

 

Más información tecle aquí

Zeid en Etiopía

GINEBRA / ADDIS ABEBA (28 de abril de 2017) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, visitará oficialmente la República Democrática Federal de Etiopía, por invitación del Gobierno, del 2 al 4 de mayo de 2017.

Zeid se reunirá con el Primer Ministro Hailemariam Desalegn, con el Presidente de la Cámara de  Representantes del Pueblo, Abadula Gemeda y otros altos funcionarios etíopes, para discutir la situación de los derechos humanos en Etiopía y El trabajo de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en el país.

Además, se reunirá con el Dr. Addisu Gebre-Egziabher, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía, miembros de organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos de Etiopía.

Durante su visita, Zeid también mantendrá conversaciones con los principales funcionarios de la Comisión de la Unión Africana, entre ellos el Presidente de la Comisión, Moussa Faki Mahamat; el Comisionado de la AUC para la Paz y la Seguridad Smail Chergui; Y la Comisaria de Asuntos Políticos de la AUC Cessouma Minata Samate.

Sus conversaciones con funcionarios de la Unión Africana se centrarán en los planes para reforzar la coordinación entre la ONU y la UA en materia de derechos humanos, en consonancia con otras medidas recientes para fortalecer su asociación, incluida la reciente firma en Nueva York de un acuerdo marco sobre cooperación reforzada en paz y seguridad.

Al final de su visita, el jueves 4 de mayo, el Alto Comisionado celebrará una conferencia de prensa en el Centro de Conferencias de la CEPAL en Addis Abeba a las 16:00 horas.

Termina

 

Por una acción concertada por los derechos humanos en el mundo

Delante de la profunda incertidumbre que ora está a diseminar por el mundo, en que poderosos gobernantes proclaman su deseo de edificar muros  entre las poblaciones, las normas reconocidas han sido puestas en risco, es difundida la xenofobia y las convocaciones a la discriminación racial y religiosa; en que los grupos extremistas descubren materia para actuar y la  humanidad está viviendo un sufrimiento masivo e impactante, con millones de personas forzadas a abandonar sus hogares, muestra-se indispensable la clarividente iniciativa en fortalecer la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos humanos – OHCHR  ( Office of the High Commissioner for Human Rights – OHCHR) con una formidable campaña de formación de fondos financieros para la acción concertada por los derechos humanos en el mundo.

Le Haut-Commissariat aux droits de l’homme lance un appel de fonds de 253 millions de dollars – le plus ambitieux à ce jour

Zeid préconise une augmentation du financement relatif aux droits de l’homme pour soutenir la stabilité dans un monde incertain

GENÈVE (15 février 2017) – Le Haut-Commissariat des Nations Unies aux droits de l’homme a lancé aujourd’hui l’appel de fonds le plus ambitieux de son histoire, exhortant les États et les bailleurs de fonds privés à soutenir sa capacité à travailler et défendre les droits de l’homme pour tous, en tout point du globe.

” Notre monde est entré dans une période de profonde incertitude. Dans de nombreux pays, les règles établies sont mises à mal – la xénophobie et les appels à la discrimination raciale et religieuse sont aujourd’hui monnaie courante et semblent même chaque jour gagner un peu plus de terrain et s’enraciner davantage, ” a déclaré le Haut-Commissaire des Nations Unies aux droits de l’homme, Zeid Ra’ad Al Hussein. ” Devant l’incapacité collective à prévenir, atténuer et résoudre les conflits et les guerres par procuration, les groupes extrémistes trouvent matière à agir et l’humanité est plongée dans une souffrance massive et choquante, comme en témoignent les millions de personnes contraintes à quitter leur foyer et à laisser derrière elles tout ce qui faisait leur vie. ”

” La situation est grave et préoccupante – mais rien n’est encore perdu. C’est un cri d’espoir que je lance, un appel à l’action.  Il témoigne de l’urgence de cette situation: nous devons parvenir à une compassion généralisée, à la stabilité et au développement inclusif, dont les droits de l’homme sont la clé de voûte. Investir dans les droits de l’homme aujourd’hui est un gage de prévention pour l’avenir – prévenir l’escalade des violations croissantes et les conséquences dévastatrices des conflits. Le respect des droits de l’homme permet de rétablir la stabilité au sein de régions et de pays entiers en promouvant la justice pour tous. ”

À travers la soixantaine de bureaux qui le représentent sur le terrain et fort des partenariats conclus avec d’autres organisations internationales et locales dans le monde, le Haut-Commissariat aux droits de l’homme veille à ce que les principes relatifs aux droits de l’homme aient une réelle incidence sur la vie des populations.

” La défense des droits de l’homme, les conseils dispensés en matière législative et constitutionnelle, la formation au profit des autorités de l’État et des organisations non gouvernementales, les missions d’enquête et les investigations percutantes qui permettent de jeter les bases de la responsabilité et de faire entendre la voix des victimes de violations des droits humains, sont autant de moyens par lesquels le Haut-Commissariat des Nations Unies aux droits de l’homme contribue à une meilleure protection des droits de chaque individu, ” a déclaré Zeid.

” Plus que jamais, nous avons besoin de solides partenaires à nos côtés. Mon Bureau accuse un déficit de financement grave et chronique. Nous devons élargir notre base de soutien financier pour inclure davantage d’États membres et encourager la participation d’un éventail plus large de bailleurs de fonds privés. ”

Cette année, le Haut-Commissariat des Nations Unies aux droits de l’homme aspire à mobiliser un financement extrabudgétaire à hauteur de 252,9 millions de dollars américains afin de soutenir son programme de travail 2017, y compris l’assistance dans le pays, l’appui aux experts indépendants des droits de l’homme de l’ONU et au Conseil des droits de l’homme, de même qu’un certain nombre de fonds d’affectation spéciale destinés à soutenir les travaux sur des questions telles que la torture, les formes contemporaines de l’esclavage et les droits des peuples indigènes. Ce financement extrabudgétaire viendrait compléter le budget ordinaire de 107,56 millions de dollars accordé par l’ONU au Haut-Commissariat.

” Avec votre soutien, nous pouvons empêcher l’escalade des crises mettant en cause les droits de la personne. Nous pouvons plaider en faveur d’un espace démocratique vaste et ouvert et pour l’impartialité des institutions chargées d’assurer la primauté du droit en tout point du globe. Nous pouvons contribuer à la bonne gouvernance en matière de migration et poursuivre les progrès liés au Programme de développement durable à l’horizon 2030. Nous pouvons repousser les attaques en cours à l’encontre des valeurs et intervenir rapidement afin d’assurer le respect des lois et des principes liés aux droits de l’homme pour lesquels nous avons tant lutté, ” a déclaré le Haut-Commissaire.

Et d’ajouter: ” De plus en plus d’individus réalisent tout à coup que nous ne pouvons plus nous permettre la moindre complaisance à l’égard des droits de l’homme et que l’érosion des droits de nos semblables conduira tôt ou tard à l’érosion de nos propres droits. ”

” L’heure est venue de défendre les droits de l’homme. Nous comptons sur votre soutien. ”

FIN

Défendez les droits de quelqu’un aujourd’hui: http://www.standup4humanrights.org/fr/

Consulter l’Appel annuel du Haut-Commissariat pour 2017 (en anglais): http://www.ohchr.org/Documents/AboutUs/UNHumanRightsAppeal2017.pdf

https://donatenow.ohchr.org/